Las partes de un atornillador eléctrico

 

Un atornillador siempre es esencial dentro del cajón de herramientas. Un taller sin esta herramienta está incompleto.

Ahora bien, el atornillador eléctrico brinda una serie de ventajas adicionales, como requerir de menor esfuerzo para utilizarlo, más velocidad en la tarea a ejecutar y mayor precisión. En este artículo queremos que conozcas más sobre el atornillador eléctrico.

 

Tipos de atornilladores eléctricos

Existen dos tipos de atornilladores eléctricos: los de red y los inalámbricos. Los que usan red eléctricos solo requieren de un cable para la alimentación de la energía eléctrica, cuenta con la ventaja de que no depende de la autonomía de una batería para su funcionamiento.

En cuanto a los atornilladores inalámbricos, estos usan batería. Y las características de la batería definen el tiempo de trabajo, entre otros parámetros. Por eso, en este caso hay que prestar atención a la capacidad, voltaje y tipo de batería.

 

Las partes de un atornillador y su funcionamiento

El interior de un atornillador es como un circuito eléctrico. En este sentido el gatillo de control de velocidad, una de las partes externas fundamentales para su funcionamiento, un interruptor en el interior de la carcasa conduce la electricidad.

Por tanto siempre que se aprieta el gatillo se completa un circuito y la energía fluye a través del atornillador.

En este sentido la energía se convierte en energía mecánica, así se genera la rotación necesaria para girar el mandril, otra de las partes externas del atornillador.

De manera que la potencia del atornillador resulta de la combinación de par y velocidad. Esta potencia es transferida del motor al mandril mediante la caja de engranajes.

La caja de cambios, dependiendo de la marca y el modelo, puede brindar la posibilidad de seleccionar distintos engranajes, lo que significa diferentes rangos de velocidad.

Otra de las partes fundamentales del atornillador eléctrico es el par de apriete, que es la que permite regular la potencia de giro del atornillador.

Por otra parte, en cada atornillador el par de apriete consta de distintos niveles con los que se pueden ajustar la fuerza del mismo. Esto va a depender de la fuerza y potencia que tenga el atornillador.

 

¿Cómo elegir un atornillador eléctrico?

Para elegir un atornillador eléctrico que cumpla con tus expectativas y te permita realizar tu trabajo con mayor comodidad y efectividad, debes tener un buen criterio de compra.

Este criterio dependerá de las variables de tu trabajo y el funcionamiento y rendimiento que esperas de la herramienta. Por eso te presentaremos las características que necesitas considerar a la hora de la compra.

1: Flexibilidad.

Necesitas contar con uno que sea fácil de usar, que puedas transportar con comodidad y que se ajuste al contexto de trabajo.

En condiciones en las que debas trabajar fuera del taller o la casa, sin conocer las condiciones lo mejor es elegir uno inalámbrico, pero si trabajas siempre en el mismo lugar, es probable que el de cable te venga mejor.

2: Seguridad.

La seguridad a la hora de usar es otra de las variables, que te permita trabajar sin complicaciones y sin condiciones que amenacen tu jornada.

En este sentido, si eliges uno de batería, asegúrate de que cuente con una autonomía ideal. Y si quieres uno de cable que el cable cuente con la longitud necesaria para trabajar seguro.

3: Voltaje y velocidad.

Tanto el voltaje como la velocidad son fundamentales para poder trabajar con tranquilidad. Debes verificar cuál es la fuerza de giro del par y las RPM, de igual forma la potencia con la que funciona.

 

Conclusión.

Ahora que tienes más conocimiento sobre los atornilladores eléctrico, puedes explorar entre las mejores opciones.

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
【Componentes y Partes de un Atornillador Eléctrico】
Author Rating
51star1star1star1star1star